Escrito por - - 2 Comentarios

Basada en la novela del mismo nombre, Wakolda es la historia alternativa de Josef Mengele. El hipotético caso. La de una posibilidad. La vida en Argentina de un criminal nazi que es buscado por la justicia israelí.

¿Qué hubiese pasado si el Joseph Mengele se hubiera refugiado en la Patagonia argentina? De eso trata Wakolda. De eso y más.

La trama

En plena Patagonia argentina un extraño alemán pide ayuda a una familia de la zona. No sabe cómo llegar a su destino por lo que les pide si puede seguirlos en caravana. No hay problema. Así comienza la nueva vida de un criminal nazi conocido como “el ángel de la muerte”. El extraño inmigrante se muestra muy cortés desde un principio y rápidamente se gana la simpatía de la pequeña Lilith, una niña de 12 años con problemas de crecimiento, y la de su madre Eva, que maneja el idioma del extranjero a la perfección por haber sido educada en un colegio de colonos alemanes en Bariloche. No obstante, su marido Enzo, siente una profunda desconfianza ante tal enigmático inmigrante…

Los personajes

Lilith es la pequeña de la familia. Una linda niñita de 12 años que, por problemas hormonales parece de 9. Ella tiene una muñeca que se llama Wakolda. Que es diferente, como ella, al resto. Lilith entabla una relación de amistad con el supuesto médico alemán.

Eva. Madre de Lilith. Debido a su crianza en Bariloche donde estudió en un colegio de colonos alemanes, habla muy bien alemán. Además pareciera estar consciente de la clase de alemanes que están llegando a esas latitudes. Algo intrigante hay en ella que la hace en definitiva un personaje fundamental en cuanto al suspenso. Por acá va el asunto.

Enzo. Padre de familia. Siente gran desconfianza y repudio por el inmigrante. Su oficio es el de creador de muñecas. Juguetero, si es que existe el término. Pese a sus agudas observaciones, no pareciera ser muy tomado en cuenta.

El extraño inmigrante. Revela que es médico y que viene de negocios a la zona, un negocio que consiste en el tratamiento hormonal para ganado. Poco a poco comenzará a obsesionarse con Lilith y hará todo lo posible para inmiscuirse lo más posible en la familia para así poder estudiarlos de cerca porque pretende a como dé lugar usarla para probar sus más retorcidas teorías, aludiendo claro está, en que estas podrían ayudar a la pequeña a crecer lo suficiente para no ser objeto de burla entre sus compañeros de colegio. El supuesto médico si ya siente obsesión por la familia gracias a los problemas hormonales de la menor, ocurrirá un descubrimiento que lo hará alucinar.

A grandes rasgos de eso se trata Wakolda. De un médico alemán, de una niña con problemas de cricimiento, de una madre que ve en él la solución, y de un padre que no esconde su repudio hacia él. Lo interesante de esta historia es que es una propuesta interesante y por lo demás plausible de cómo hubiera sido la vida de Mengele si se hubiese asentado al sur de Argentina, cosa que por lo que sabemos no hizo.

WAKOLDA

Una ucronía en la lejana Patagonia

La ucronía es un genero literario el cual podría definirse en simple como la historia alternativa basada en supuestos. Dicho de otro modo, “qué hubiera pasado si…” es la frase que funciona como la mejor definición de ucronía. En Wakolda lo se hace es precisamente eso: fabular en torno a una suposición de la vida argentina de Mengele por medio de situaciones que encajan con la personalidad conocida del médico alemán. Lo logrado por Lucía Puenzo es notable. Es una entretenida propuesta, creativa y con una atmósfera ideal; atmósfera misteriosa, lejana y patagónica. Qué mejor. La recreación que se hace de Mengele es notable (todos mis elogios por cierto a Àlex Brendemühl que es quien lo encarna), porque se hace creíble. La fantasía toma serios aires de la más tenebrosa realidad. Por ejemplo. El supuesto trabajo que lo trajo a Argentina une de manera genial el sadismo de Mengele con algo tan propio de la República Argentina como es el negocio bovino. Genial. Luego tenemos esto de que constantemente toma apuntes en una libreta haciendo uno que otro boceto, anotando datos, ideas, haciendo una suerte de registro médico con una serie de observaciones sobre cada persona que es de su interés.

Los bocetos de sus experimentos están muy bien logrados. Se hacen un gran aporte por varios motivos. Primero porque están muy lleno de contenido, es decir, que reflejan de una manera formidable las ideas de Mengele. Aterriza toda la locura sugerida que tendría el médico nazi al papel, y se hace con gran destreza y exquisito talento.

Wakolda4

Dibujo sobre el embarazo de Eva.

Muñecas o niñas a escala

Me parece interesante el uso de muñecas en la trama. Nuevamente un gran acierto. Lo digo porque se puede interpretar con el ideal nazi de la perfección racial a gran escala. Fomentar la natalidad entre los más puros de la población aria para crear la sociedad perfecta que quería el Führer. Con las muñecas se refleja un poco eso. Lo de crear a nivel acelerado perfección. Ejemplares iguales, funcionales y sin fallas. Pienso que de ahí podría entenderse lo de Wakolda. Esto de la muñeca diferente. No sé. Es una interpretación mía.

Lo de las muñecas es en definitiva una alegoría simpática e infantil de la obsesión que tenía Mengele por perseguir el control de la perfección racial. Puede resultar algo rebuscada esta observación que hago pero me parece acertada. Incluso más: me atrevería a decir que Lilith es para el doctor el molde humano de esta idea. Busca mediante uno que otro experimento conseguir el modelo a replicar. Es algo así como su muñeca personal con la que juega y se divierte.

Esto se ve reflejado en los dibujos que hacía de ella como el siguiente. ¿No es acaso una proyección ideal de cómo debe ser la mujer aria? Lo dejo para que lo tengan en consideración.

Wakolda2

Por lo demás esto de los juguetes tiene un nexo con la verdadera historia del criminal nazi. Resulta que ya prófugo de la justicia, Mengele montó una compañía de juguetes de la cual obtenía dinero para sobrevivir. Tiempo después se dedicaría a otros rubros. Pero lo menciono como anécdota. No es fortuito esto de las muñecas y por lo demás está bien trabajado.

El gran pero…

En lo personal, la película me parece buenísima, sin embargo tiene un pero no menor: para que Wakolda funcione es imperativo conocer un poco del Mengele de verdad porque la película no aborda la historia del quizás más sanguinario de los criminales nazis. Se da por obvio. Y ahí justamente el problema. No se puede hacer una película que trate de Mengele haciendo de él una simple anécdota. Porque en definitiva el personaje principal es Mengele, la historia es sobre Mengele, y de cómo sigue con sus fetiches y prácticas pero de otro modo. Wakolda trata del escape (ficticio) de Mengele. Si el espectador no se encuentra familiarizado con el hombre detrás del personaje, con Josef Mengele, el sadismo que se esconde en las supuestas buenas intenciones del doctor alemán, no se hará ver con toda la intensidad que debe verse. Lo hablado anteriormente (las muñecas, la libreta, su trabajo en Argentina…) pierde el guiño con la realidad. No digo que la película sea mala. No. En ningún caso. Está muy bien contada. Con muy buen ritmo pero peca en no tocar al nazi detrás de todo esto. Hay que saber que Mengele sentía, por ejemplo, una fascinación por los gemelos. Mucho de sus experimentos favoritos eran precisamente realizados en gemelos. Acá un punto importante. Que valida el cómo se va armando la sospecha sobre quién realmente es este sujeto.

¿Y quién es este Mengele?, un poco de historia

Pero tratemos de solucionarlo. Hablemos de él para suplir este gran pero.

Josef Mengele (1911 – 1979) fue un médico, antropólogo y criminal nazi al que se le conoce -de manera sensacionalista- como el Dr. Muerte o Ángel de la muerte. Se le atribuye un sadismo extremo y una falta de misericordia que raya en lo inhumano. Según lo que se sabe, Mengele realizaba con los detenidos en Auschwitz, experimentos horrendos para probar sus delirantes teorías ligadas a la genética y eutanasia. Dicho de otra manera, el Campo de concentración para él era un gran laboratorio en donde realizaba sus horrorosas practicas. Algunas de ellas consistían en cambiar el color de los ojos mediante la inyección de sustancias químicas directamente en el globo ocular, o crear siameses artificialmente mediante la unión de venas de hermanos gemelos. Hacía vivisecciones, es decir disecciones en humanos vivos y conscientes para ver los límites del dolor. Mengele era quien por lo demás se encargaba de seleccionar a los detenidos y decidía quiénes vivirían y quiénes no. Era el primer filtro y no pocas veces el último.

Tras la guerra Mengele escapó a Argentina en donde vivió por algún tiempo en Buenos Aires hasta que se enteró que le perseguían de cerca. Tenía que irse. Consiguió gracias a un amigo que se le aceptara en el Paraguay del dictador Alfredo Stroessner. En dicho país llevó una vida sencilla y discreta. Durante 35 años pasó inadvertido. La impunidad de sus crímenes trascendió fronteras. Bajo el nombre de Pedro Gerhard se asentó finalmente en una favela en Brasil. Mengele murió ahogado en Bertioga, una playa brasilera mientras nadaba. Jamás fue atrapado.

¿Bariloche?

En Bariloche jamás estuvo, o al menos no existe evidencia dura que lo confirme. Pasa mucho esto de atribuir presencia nazi en la región patagónica tanto de Chile como de Argentina casi como si fuera un motivo de orgullo. Los rumores que aseguran que por ejemplo, Hitler jamás murió en su búnker sino que se habría fugado al sur chileno en donde vivía plácidamente…

En fin, el asentamiento nazi en distintos países de Sudamérica dio paso a una serie de leyendas urbanas que inspiraban no pocas veces rumores con tal grado de convicción que uno se que otro crédulo se entusiasmaba más de la cuenta iniciando así una investigación que estaba destinada al fracaso.

Para ir cerrando, Wakolda es una apuestra entretenida y atrapante; puro suspenso a la vena, y una historia bien hecha con una serie de guiños a la personalidad del alemán por lo que no se le puede considerar antojadiza. Debo decir que me gustó mucho. Sin dudas mi favorita del FICVIÑA. Lástima que no ganara pero al menos se estrenará en salas nacionales el 12 de diciembre. No se dejen engañar por el pésimo titulo minimalista que tiene. Vayan a verla que vale la pena.

The German Doctor (2013)
The German Doctor poster Rating: 6.9/10 (2,103 votes)
Director: Lucía Puenzo
Writer: Lucía Puenzo
Stars: Àlex Brendemühl, Natalia Oreiro, Diego Peretti, Elena Roger
Runtime: 93 min
Rated: PG-13
Genre: Drama, History, Thriller
Released: 25 Apr 2014
Plot: The true story of an Argentine family who lived with Josef Mengele without knowing his true identity, and of a girl who fell in love with one of the biggest criminals of all time.