Escrito por - - 1 Comentario

Ambientada durante los tiempos de Chávez, la película refleja una Venezuela pobre, sórdida, peligrosa. En donde los secuestros y violaciones están a la orden del día. En donde el sueño bolivariano está condenado a fracasar.

Adiós al sueño Bolivariano

Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela. La historia sucede aquí. En las entrañas mismas de esta caótica ciudad (infestada de tráfico y que se muestra colapsada en todos los aspectos), vive Marta junto a sus dos hijos en una pequeña habitación de un gran conglomerado de viviendas; conglomerado que a lo lejos pareciera tratarse más bien de nichos mortuorios. Y la verdad es que se hace justicia a esa imagen. Vida no es precisamente lo que emana… Se trata de un ambiente miserable, en donde todos se conocen con todos en parte por lo hacinado en que viven, en parte para poder sobrevivir. La intención de la película es clara: mostrar que Venezuela no está ni cerca del tan anhelado sueño porque se ve que Caracas es precisamente el gran escenario de una verdadera pesadilla que sí, podría considerarse “bolivariana”.

Hablemos ahora un poco de la historia. Nuestro protagonista es un niño de 9 años llamado Junior que tiene un hermanito totalmente diferente a él porque no es mulato, no es crespo y no es rechazado por su madre ya que Marta hace claras diferencias afectivas entre ambos: mientras mima al pequeño, se muestra intolerante con Junior. El contraste es tan fuerte como el color de piel de los niños. Es bajo este ambiente que a Marta se le presentará una propuesta que de tomarla, cambiará radicalmente su vida y la de sus hijos, especialmente la de Junior. ¿La tomará?

Lo interesante de esta película es que se va construyendo a partir del complejo de Junior por haber nacido crespo. Se va construyendo en definitiva a partir de una tontería. Una tontería que para un niño pequeño no lo es. Y aún más: se trata de un problema de capital importancia. ¿La razón? Sacarse una foto como corresponde para el anuario del colegio. Junior tiene la convicción de que su pelo es malo. No es un buen aliño para el retrato. Para el retrato que quiere dedicarle a su madre. Alisárselo se hace por tanto fundamental, y tiene que hacerlo luego porque queda poco para entrar a clases. Así de tierno, así de simple. No obstante esta inocente inquietud hace sospechar a Marta de que es homosexual. ¿Qué niñito tiene semejante vanidad? Ante la duda, una respuesta basada en la ignorancia: un niñito homosexual.

Pelomalo

Bajo la premisa de que la homosexualidad es una enfermedad incluso algo contagiosa, Marta forjará su relación con el pequeño Junior de una manera distante y poco cariñosa. Ella no quiere tener un hijo así. Por otro lado, el pequeño Junior sin estar consciente de esta sospecha, busca ser más bello para ganarse el amor de su madre. Amor que existe, sí, pero que sólo ve demostrado en su otro hermano. Ocurre entonces una dinámica interesante: la solución es el problema. Dicho de otro modo, el pelo es el problema. El pelo malo; ese pelo que denota femineidad en un niño que no entiende mucho lo que pasa a su alrededor.

Estereotipos venezolanos

Otra denuncia que expone la película de la realidad venezolana es esa idea aspiracional y estereotípica que apunta el régimen chavista en los más pequeños. Por un lado a los niños convertirse en soldados. Nada mejor que tomarse una fotografía vestido con uniforme militar. Mientras que a las niñas a aspirar a ser reinas de belleza. Esto se refleja en la amiguita de Junior que pese a vivir en un ambiente hostil y peligroso, no duda en ir a tomar sol en bikini para broncearse pese al riesgo de ser violada porque para ella -como para tantas- ser hermosa lo significa todo.

Aguda apuesta de Mariana Rondón que conmociona y denuncia. Una película que merece ser vista porque invita a reflexionar en cómo un país con tanto potencial como Venezuela (debido a su exquisita geografía natural y que flota en la riqueza del “oro negro”) puede encontrarse en semejantes condiciones. Países árabes con menos petroleo son verdaderas ciudades de lujo con altísimos rascacielos mientras que Caracas… bueno, mejor véanla con sus propios ojos. Recomendada.

TRAILER

Ojo con: el baile con su madre, las cajas de fósforos, el traje de cantante, la amiga.

Bad Hair (2013)
Bad Hair poster Rating: 7.0/10 (573 votes)
Director: Mariana Rondón
Writer: Mariana Rondón
Stars: Samuel Lange Zambrano, Samantha Castillo, Beto Benites, Nelly Ramos
Runtime: 93 min
Rated: N/A
Genre: Drama
Released: 19 Nov 2014
Plot: A nine-year-old boy's preening obsession with straightening his hair elicits a tidal wave of homophobic panic in his hard-working mother.