Escrito por - - 1 Comentario
carpenter

John Carpenter

¡Qué mejor para inaugurar esta sección que revisar al aclamado director estadounidense de terror John Carpenter! La idea de esta sección es ir revisando la trayectoria de grandes directores e ir concluyendo cuáles son los grandes aciertos dentro de sus filmografías. Cuáles son, en definitiva, las imperdibles, las que hay que ver a como de lugar y por qué. Como se trata de un trabajo arduo y de gran dedicación, muchas veces se irán tirando por partes. Primero, para no cansar con artículos muy extensos, y segundo porque toma tiempo ver toda la obra de un director.

Dicho esto, vamos a la carga:

La carta de presentación: La cosa

La gran escena de la película. La que no se olvida.

La gran escena de la película. La que no se olvida.

Tremendísimo peliculón. Algo gore. Música de Ennio Morricone. Intriga constante. Posesiones, mutaciones. Y el lema de “no confíes en nadie” como premisa. Si bien se trata de un remake, está muy bien lograda. No cansa y mantiene el suspenso hasta el final.

Sin duda que es la película más indicada para adentrarse en el mundo de Carpenter. ¿Los motivos? Varios. Primero, por ser terrorífica. Esto es importante porque es un elemento esencial dentro de la filmografía de Carpenter. Segundo, por sus efectos especiales (precarios y a la vez espeluznantes) que marcan de cierta manera una estética característica si se le quiere algo “agridulce”: causa miedo, causa risa. Notable. Y por último, cuenta con ritmo. Se va armando a buen tiempo. Nada es inmediato pero tampoco tarda horas. Cuando llega al punto, imposible despegarse. La cosa es en esencia una de las grandes expositoras del cine de Serie B y la participación de Kurt Russell es de joyería. ¡De todas maneras es digna de verse! ( y si es de noche, mejor)

La más claustrofóbica: Asalto al precinto 13

La escena del heladero. Ultraviolencia pura y sin razón

La escena del heladero. Ultraviolencia pura y sin razón

Aunque parezca algo rara la categoría me parece importante contar con ella. Primero, por ser un factor clave dentro del cine de terror: causar suspenso, expectación; y qué mejor que mantenerte encerrado. Sin escapatoria. Arrinconado en este caso con pistolas y pocas balas y en donde se cuenta con la ayuda de peligrosos criminales para poder salir vivos del asalto de pandilleros de la peor clase: anárquicos y misántropos, que vagan por las calles armados y sedientos de sangre.

Dicen que la trama de la película está inspirada en el western Río Bravo. En parte sí. Se nota clarito la similitud pero tampoco mucho más. El guión es de Carperter y se nota. Por lo demás, otro punto a favor es la música compuesta por el mismo (que en definitiva le da ese toque de distinción a sus películas dentro del género de terror) Asalto en el precinto 13 una de las tantas películas de Serie B que realizó Carpenter pero sin duda se trata de una de las mejores. Hay actuaciones que dejan mucho que desear y en parte ahí está el encanto.

Como dato curioso, los fanáticos de la saga Rocky un personaje les resultará familiar: aparece nada menos que Tony “Duck” Evers (Tony Burton), el mánager de Apollo Creed. Esta vez, haciendo de policía.

El mejor final: El príncipe de las tinieblas

No se alarmen. La foto no está ni cerca de ser el final.

No se alarmen. La foto no está ni cerca de ser el final.

Siendo sincero, me costó muchísimo decidirme por una. Carpenter se luce con sus finales. Dentro de los notables, una rápida revisada: Están vivos, La niebla, En la boca del miedo. Habiendo muchas, terminé optando por esta principalmente porque no resulta ni hilarante, ni predecible, ni contenta a nadie. Todo lo contrario: es abrupto. Seco. Se trata de un final que si contara con tan solo un segundo más, perdería totalmente la gracia. Tanto así que dan ganas de meterse dentro de la película, empujar al protagonista y ver qué pasa. ¡Si es sencillamente notable!

Estamos frente a una gran película, y nuevamente con actuaciones que dejan mucho que desear. El príncipe de las tinieblas también es de bajo presupuesto, cuenta con música compuesta por el mismo Carpenter y otra vez se encuentran disfraces bastante miserables y que sin embargo espantan. Digamos que sigue la tónica de Serie B al pie de la letra.

Como dato curioso para los fanáticos del rock: en cierto momento de la película hace una breve aparición Alice Cooper. A ver si lo pillan.

La de culto: Golpe en la pequeña China

Jack Burton a punto de entrar en acción.

Jack Burton a punto de entrar en acción.

Simplemente… Jack Burton. Así se justifica el éxito de la película. Jack Burton (Kurt Russell) es un camionero algo engreído, algo valiente que termina por involucrarse en un tremendo problema: conoce el lado b del barrio chino. Lado en donde la magia negra, mafias rivales y un hombre milenario que anhela la vida eterna, son parte del paisaje.

Sin duda una de las películas más cómicas de Carpenter con una gran personificación de Kurt Russell, villanos fantásticos que recuerdan personajes de Mortal Kombat,  y con una Kim Cattrall en todo su esplendor. Y se gana ser la de culto por, entre otras cosas, derivar en una serie de merchandising que va desde figuras de acción hasta videojuegos como el siguiente:

Y si parece poco, vean las siguientes fotos. Hay de todo.