Escrito por - - 0 Comentarios

Un extraordinario películón checoslovaco es el que pasaré a revisar a continuación. Se trata de Happy end, una brillante comedia negra original  por donde se le vea, que logra sofisticación y consagrarse como un paradigma dentro del cine experimental sin pecar en la pedantería ni en la vanidad.

La premisa que propone la película es la siguiente:  “Las historias de amor son todas iguales: desafortunadas al principio y con final feliz. pero ésta es completamente diferente”. Y de eso, precisamente, se trata Happy end.

Lo que hace única a esta película no es su historia sino su narración. Porque si la historia se contara de manera normal -es decir, desde el principio hasta el final- sería una más de las tantas que desarrollan el típico triángulo amoroso de la pareja, el amante y su mujer con resultados claro, fatales. Y es por eso que la narración juega un rol tan importante en esta apuesta. Porque al contar este cliché romántico como si se le estuviese rebobinando, la historia muta y construye una nueva realidad que va desde el desenlace fatalista de la misma hasta el principio feliz como punto de termino.

 

De atrás hacia adelante: consecuencia-causa

Escena inicial: Bedrich a punto de nacer.

La película inicia -porque no puedo decir que comienza- con un primer plano de una cabeza humana. Sorpresa: se trata de un recién decapitado. Sorpresa: la cabeza empieza a moverse. ¡Sorpresa!: de un movimiento vuelve al cuerpo. Ha nacido  Bedrich Frydrych, un carnicero de mediana edad que sale  de la cárcel -lugar de su concepción- con una serie de regalos por parte de gendarmería (entre ellos una maleta con extremidades humanas) con la seria intención de “armar una esposa a su medida”. Pero cuando la consigue, comienzan los problemas, y de ahí no para en geniales desaventuras y desandanzas tan creativas como cómicas. Porque ha comenzado la vida de Bedrich Frydrych, vida que avanza desde la consecuencia a la causa, una y otra vez hasta llegar al principio que paradójicamente es el final.

La historia vista como causa-consecuencia sería así: un carnicero descubre que su mujer le es infiel. Llevado por el despecho busca venganza matando al amante y descuartizando por completo a su mujer a la que guarda en una maleta. Sin embargo no pasa desapercibido. Lo descubren, lo condenan y, finalmente… lo decapitan.

happy end3

¡Bedrich ensamblando a su nueva esposa!

La dualidad de los opuestos

La película presenta ciertos elementos metafísicos interesantes y juega con conceptos fundamentales. Por nombrar algunos: transforma la muerte en vida; la tragedia en comedia; la condena en libertad. ¡Pero qué genialidad! Como si se tratara de un ritual sanador. Eso es lo que consigue el director Oldrich Lipský con su película: un acto de sanación. Un regalo al espíritu. Deja el fatalismo de lado y lo viste de belleza porque como verán: el orden de los factores sí altera el producto: morir para nacer y ser feliz. Por ahí va el chiste.

 

Con la ayuda de una voz en off del mismo protagonista se va transformando el relato haciendo de la temporalidad lógica de causa-consecuencia, una nueva realidad basada en la absurda consecuencia-causa. Y a la vez, ayuda a darle sentido a la historia; a cuajar de cierta manera algo de coherencia en el argumento con ayuda de la más notable creatividad logrando así que la historia retrocediera como si avanzara. Porque está tan bien hecha, con diálogos tan bien pensados, que al ir hacia atrás no raya en lo absurdo. Bueno… digamos que son los gags visuales los que recuerdan que estamos frente a una realidad alterada (como ver a los comensales escupiendo vino en sus copas). Y no son pocas las escenas notables que surgen cargadas de un humor negrísimo, absurdo y genial.

Un genial gag: desmasticando lo comido.

La verdad es que Happy end fue una sorpresa.De las buenas exponentes del movimiento cinematográfico conocido como “La nueva ola checoslovaca“, se hace una película imperdible digna de ser vista. !adadanemocer yum¡

 

Happy End (1967)
Happy End poster Rating: 8.0/10 (450 votes)
Director: Oldrich Lipský
Writer: Oldrich Lipský (screenplay), Oldrich Lipský (story), Milos Macourek (screenplay), Milos Macourek (story)
Stars: Vladimír Mensík, Jaroslava Obermaierová, Josef Abrhám, Bohus Záhorský
Runtime: 71 min
Rated: N/A
Genre: Comedy
Released: 10 Jun 1968
Plot: A dark comedy about a murder and its consequences presented in a backwards manner, where death is actually a rebirth. The film starts with an "execution" of the main protagonist and goes ...